Lucha de clases y lucha revolucionaria


La lucha de clases tiene su origen en la primera apropiación individual del producto social. El carácter material de la misma está dado por la disputa entre los productores y quienes viven a costa de ellos.

La clase productora siempre fue la que sostuvo la vida de toda la sociedad y, en consecuencia, es la clase más importante. Esta característica no reconocida por las clases dominantes, ha sepultado esa verdad absoluta, y ha contribuido a violentar la relación entre ambas que, de por sí, siempre fue violenta porque una minoría social somete por la fuerza de las armas y las leyes a la mayoría laboriosa. Esa relación de fuerza crea también, a través de las sucesivas generaciones, conductas sociales que van “naturalizando” esa relación dispar e injusta que todo el mundo termina por aceptar como destino inapelable.

A ello se debe que las sociedades de clases hayan perdurado durante siglos. Pero, sin embargo, la intensificación de la explotación de esa fuerza laboral productora, más la violencia ejercida por los Estados a través de sus leyes, su aparato de justicia a favor de la clase dominante y las situaciones acumuladas de privaciones sociales y políticas, siempre han hecho resurgir la rebeldía de la clase productora que se enfrenta a la clase en el poder.

El choque entre los productores y los apropiadores de la riqueza es un dato objetivo que ha marcado toda la historia de la llamada civilización. El esclavo una de las primeras formas bajo la cual los productores comienzan a ser expropiados [1], era considerado no sólo el productor sino el instrumento de producción. Y como tal, sus amos, lo apreciaban como parte de sus riquezas, pues podía venderse y comprarse. Claro que, cuando se rebelaba, podía matarlo y ello estaba permitido. Pero al ser él mismo el productor, y parte de la riqueza del amo, tenía garantizado techo, comida y abrigo.

En el medioevo, el siervo de la gleba, tenía asignada su tierra y era propietario de sus herramientas, el ganado, los aperos y todo lo necesario para la producción y la vida, claro que debía sostener a la clase dominante con su trabajo.

En cambio, el proletario, el productor actual en el capitalismo, no posee nada. No tiene tierra asignada ni medios de producción. En el transcurso histórico, el productor ha sido despojado de todo medio de vida y solo cuenta con su fuerza de trabajo que debe poner al servicio de la clase dominante si pretende sobrevivir.

Como vemos, aunque los tres tipos de sociedades por las que transitó la historia de la lucha de clases hasta nuestros días, son diferentes, tienen un hilo en común: los productores son la clase más importante porque sostienen la vida de toda la sociedad, pero, contradictoriamente, la más pobre. Además, a través de la historia los productores fueron siendo despojados de los medios de vida y los dominantes se fueron apropiando de ellos hasta llegar hoy a apropiarse de todo el mundo.

Por un lado, los productores pasaron de ser objetos individuales de producción como el esclavo, para transformarse en “objetos” sociales de producción como el proletario. La clase dominante por su parte, ha pasado de ser la propietaria social (los esclavistas) de los productores individuales (los esclavos) a la propietaria individual (la burguesía) de los proletarios sociales (el proletariado).

Todo esto viene a cuento a que la historia tiene un sentido, una orientación inequívoca de expropiación creciente de los medios de vida a la clase productora por parte de la clase dominante que, cada vez más, se ha apoderado de los mismos, siendo hoy la clase burguesa la propietaria de todo cuanto hay en el planeta.

Ya no hay más medios de vida que expropiar por parte de la clase no productora, aunque en su propio seno luchen entre sí para expropiarse entre ellos mismos. Ahora le toca al proletariado expropiar a los apropiadores y apoderarse de los medios de vida con los cuales sostiene a toda la humanidad. En una palabra, hacerse dueños de lo que les es propio.

La lucha de clases llegó a su escalón más alto y último, porque la fusión del productor con sus medios de producción significará también que todos los seres humanos serán una sola “clase” de individuos y, donde sólo existen productores sociales, no existen las clases, pues todos producen para beneficios de todos y no para beneficio de una clase que no produce.

Pero todo lo expuesto, nos pone en evidencia que el hecho material, histórico e inevitable, tal como se ha dado el transcurrir de la lucha de clases, que se va profundizando cada vez más, se va desarrollando por fuera de toda consideración consciente.

Cuando nuestro Partido insiste en la lucha de clases como base material de todo fenómeno social, político e ideológico, lo hace debido a que la burguesía y sus comunicadores, niegan la tendencia histórica anteriormente descrita. Pero la lucha de clases en sí, no resuelve el pasaje de los medios de vida a manos del proletariado.

Organizar la lucha de clases hacia el objetivo de la liberación de las cadenas de la opresión de la burguesía, es el centro de toda preocupación de los revolucionarios y, asimismo, resulta un nudo gordiano a desatar por toda la sociedad oprimida, principalmente por el proletariado, que es la clase productora y la que tiene en sus manos la llave de la solución de todos los problemas de la vida humana.

En el manifiesto comunista, basándose en toda su concepción materialista arriba descrita en apretada síntesis, Marx y Engels afirmaron que toda lucha de clases es política y, por lo tanto, el problema de la lucha del proletariado y el pueblo para apoderarse socialmente de los medios de producción y de todo lo producido por su trabajo, es de índole política contra el poder de la burguesía.

Toda lucha de clases es política pero no toda lucha política es de clases (como el caso de las luchas interimperialistas o luchas por los cargos para ocupar en el gobierno y el Estado, como es el caso de la llamada “grieta” en nuestro país, o el oportunismo electoralista). Aunque todas esas contradicciones y peleas entre ellos, son también expresiones más o menos evidentes de la lucha de clases de fondo.

La revolución que, en germen, está en marcha en nuestro país, es el camino que debemos transitar proletariado y pueblo oprimidos para dar fin a la explotación de la burguesía parasitaria y, con ella, a la existencia de las clases sociales para construir una sociedad de productores libres.



[1]Entre la sociedad la sociedad esclavista y las más antiguas sin clases, existió la sociedad tributaria que aquí no mencionamos.

< |||| > 1 2 3 4 5

¡¡¡ES AHORA!!!

25/01/2010
Por

Tenemos que pegarles un golpe para que entiendan que no queremos más: Superexplotación con jornadas agotadoras de trabajo. Inflación (aumento de precios, servicios y costo de vida en general) Aumentitos de sueldo “arreglados” a espaldas de los trabajadores entre los sindicatos, gobiernos y empresas, mientras ellos tienen superganancias. Mentiras y cinismo sobre que vamos...
Leer más »

Después del terremoto, invasión y crimen

23/01/2010
Por
Después del terremoto,   invasión y crimen

Haití ha sido invadido por Estados Unidos y ninguna institución política, judicial, periodística, legislativa o humanitaria del mundo lo ha dicho claramente. Los yanquis han anexado otro territorio e impusieron militarmente su poder de decisión en ese país. Han mandado, por ahora, 15.000 soldados, helicópteros, barcos y todos armados hasta los dientes. Haití es...
Leer más »

Sus problemas. Nuestros problemas

20/01/2010
Por
Sus problemas. Nuestros problemas

Comedia trágica ente el oficialismo y la oposición. el pueblo argentino, muy sabia e inteligentemente, le da la espalda a todo ese barullo. Solo la clase obrera y el pueblo podemos llevar adelante el proyecto que nuestra patria necesita.
Leer más »

El negocio de la “desmonopolización”

20/01/2010
Por
El negocio de la “desmonopolización”

El gobierno, a través de su ministro De Vido, se “niega” al Monopolio de Telefónica aduciendo que Telecom es una empresa controlada por la española. Aparece una “cruzada anti monopólica” de la noche a la mañana por parte de un ejecutivo decidido a abrir camino a una concentración económica con todo el poder de...
Leer más »

El capitalismo, un terremoto para Haití

14/01/2010
Por
El capitalismo, un terremoto para Haití

Según las cifras que los medios internacionales nos informan, ya han muerto 100.000 haitianos en un terremoto sin precedentes para ese país. Una verdadera catástrofe para la humanidad. Un terremoto que obliga a actuar en este mismo presente, para el futuro inmediato y mediato.
Leer más »

Agudicemos su crisis luchando por nuestra verdad.

14/01/2010
Por

Un nuevo escalón ascendente de la crisis política de la burguesía se presenta sin máscaras frente al pueblo. Los medios, posicionados en la pugna de intereses, nos bombardean sin cesar, que si las reservas del banco central no, que si las reservas del banco central sí; que el congreso sí, que el congreso no;...
Leer más »

Documentos P.R.T.

14/01/2010
Por
Documentos P.R.T.

Prácticamente desde su nacimiento, con el fin de ocultar sus ganancias, la burguesía ha tenido la capacidad de dar vuelta todas las cosas, lo cual intensificó desde que tomó el poder y se hizo cargo de los destinos de la sociedad. Así lo que hasta el momento era justo pasó a ser injusto, lo cierto...
Leer más »

10/01/2010
Por

SUMATE A LA CAMPAÑA. Construimos el proyecto revolucionario con el aporte de los trabajadores y el pueblo
Leer más »

Crisis política al ritmo de la lucha de clases

09/01/2010
Por
Crisis política al ritmo de la lucha de clases

El problema entre el Poder Ejecutivo y el Presidente del Banco Central está presente en todos los medios masivos de “información”. Todas las expresiones políticas de la burguesía tomaron posición. De un lado, se ubicaron los sectores políticos de derecha y de “izquierda”. Todos los opositores al gobierno defienden al Presidente del Banco Central...
Leer más »

Burguesía: planchar los salarios para mantener las ganancias

09/01/2010
Por
Burguesía: planchar los salarios para mantener las ganancias

Si tuviéramos que definir en pocas palabras cuál es la razón de ser de la burguesía, nos alcanzaría y sobraría con decir que su verdadera esencia es el amor a la ganancia y el odio al pueblo. Desde ahí, múltiples cosas se podrán agregar, pero sólo desde ahí. Una vez aclarado este punto de...
Leer más »

Análisis político

04/01/2010
Por

LA CAPACIDAD DE LA CLASE OBRERA ARGENTINA DE IMPULSAR UN PLAN POLÍTICO DE UNIDAD Y ORGANIZACIÓN POPULAR Han pasado ocho años de las históricas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, y sus enseñanzas aún continúan siendo motivo de permanente análisis. Queremos resaltar hoy un aspecto que no ha sido medido en toda...
Leer más »

De eso no se habla

04/01/2010
Por

El gobierno se sentó a brindar  con la CGT, el reclamo es la plata de las obras sociales a cambio el gobierno pide paz social. Del salario nada de nada. Fue una tertulia de cuatro horas en donde estuvieron todos. A pocas cuadras se inauguraba un petit hotel para los barras bravas de cincuenta...
Leer más »

Todo un pueblo está a la espera de alimentar el fuego de un proyecto de revolución

23/12/2009
Por

Estamos llegando al fin del año y entre nosotros convive el deseo propio de la época de pasarlo lo mejor posible con nuestras familias y seres queridos, junto a la convicción de que el 2010 será otro año de luchas y sacrificios cotidianos para seguir sosteniéndonos ante las adversidades que el sistema capitalista genera...
Leer más »

EL COMBA Nº 1104, 13 de Septiembre de 2019

EN TU KIOSKO

XVIº CONGRESO del PRT

XV° CONGRESO DEL PRT

XIV° CONGRESO DEL PRT

2010 – CONGRESO EXTRAORDINARIO DEL PRT

VIDEO TARIFAZO

El Salario No es ganancia. Es pérdida.

PDF para descargar, imprimir y difundir. Descargar folleto en PDF

Buscar en esta página