La situación en el transporte

16/03/2021
Por
Compartí este artículo

Reproducimos un texto del espacio de información, debate y organización que se denomina PARTE VOLADOR “Alzando la voz de las trabajadoras y trabajadores del transporte”, quienes en su publicación de ayer en Facebook deja bien en claro cuál es la situación en el sector, de cómo las empresas continúan beneficiándose con más flexibilización de las condiciones de trabajo, y de cómo el gremio es totalmente cómplice de esta situación.

Presentan esta nota con un copete que dice: “Para el debate y no quedar encerrados en miradas pesimistas de la situación, pero tampoco optimista. La generalidad es fuerte ataque patronal. Los enfrentamientos entre trabajadores y patrones (Estado y conducción sindical) hay distintos resultados. Avanzar en organización en seccionales y regionales, espacios de formación y organización clandestina es importante. Esperemos genere discusión y búsqueda de salidas colectiva”. (link: https://www.facebook.com/Parte-Volador-100174261743794/)


Unidad, movilización y organización desde las bases: la fórmula para una UTA democrática

Los trabajadores del transporte vienen sufriendo un oprobio cotidiano producto de la situación económica y social que se agravó con la pandemia del Covid 19. Al cumplirse un año del comienzo del ASPO, algunos cuerpos de delegados impulsaron la defensa de licencias, protocolos y elementos de seguridad con diversos resultados debido al grado de organización contra la fuerza patronal. Pero en esa puja, la mayoría de las empresas de corta, media y larga impuso un régimen degradado para aumentar sus ganancias sustentado con mecanismos de terror como persecución, desafiliación, despidos y también encarcelamiento con complicidad de UTA, naturalmente.

En esta nota que inaugura el 2021 haremos un paneo general desde que comenzó la pandemia donde se avizora un empeoramiento de las condiciones de vida pero con ensayos

organizativos que deben fortalecerse para avanzar en un proyecto de la clase obrera.

Los compañeros de Larga distancia y Turismo fueron los primeros en recibir golpe tras golpe. Vía Bariloche, Flecha Bus, Expreso Singer, Plusmar, Crucero del Norte, Chevallier, entre otras, comenzaron a pagar en cuotas miserables y despedir a miles de trabajadores en negro o encuadrados bajo el CCT 610 yendo en contra del DNU del gobierno, mientras recibían containers millonarios de dinero llamado “subsidios” haciendo que pequeños componentes se integren a estas o mueran en el intento. Los trabajadores en AMBA (como los de Plusmar y La Urquiza) movilizaron al Ministerio de Trabajo consiguiendo solo promesas, aunque no es desdeñable la experiencia de lucha que impulsaron, con ollas, movilizaciones, asambleas.

En la vorágine de la primera ola, el registro de la cantidad de Covid positivos se perdió al no haber datos oficiales del Ministerio de Trabajo, de Transporte y mucho menos de la UTA. La muerte de los trabajadores del transporte se debe a las consecuencias de la actividad profesional (Hipertensiòn, diabetes, EPOC, enfermedades renales y hepáticas) y a la ausencia de una obra social digna que entró en franca decadencia gracias al legado del “Bocha” Juan Manuel Palacios y su fiel sucesor “El Gallego” Roberto Fernández.

Llegando a la segunda parte del 2020 y con la apertura indiscriminada como bandera empresarial, la situación fue caótica y con ello, la avanzada patronal en todo el país. La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Jujuy, Córdoba, Salta, Tucumán, Santa Fe – Rosario, Entre Ríos, Formosa y Corrientes, Neuquén, Mendoza, San Juan fueron terrenos de disputa y peleas defensivas y espontáneas. Acciones de choferes “Autoconvocados” fueron reprimidas, baleadas y perseguidas por reclamar: pagos salariales como indica el CCT 460/73, irregularidades en cargas sociales y Anses para las familias, despidos y persecución sindical. Todo esto en un contexto de insalubridad y picos de muertes que tenía a Argentina como uno de los países con más infectados por cantidad de habitantes.

El 2021 comienza como se sabía. Roberto Fernández terminó de sellar el certificado de muerte sólo para los trabajadores de la zona de AMBA con 15000 pesos no remunerativos en cuotas sobre un salario de 60.000 pesos según Convenio, pero que en la realidad no se aplica. Con suerte 50.000 pesos que no alcanza para pagar luz, agua, gas, alquiler, nafta, internet, ropa, comida, útiles escolares (porque el kit escolar en varias seccionales no se entrega) y las tarjetas de crédito. Muchos otros compañeros sin la posibilidad de tener algo que comer al quedar en la deriva total.

Esta entrega de la conducción genera la bronca más cruda hasta los chistes y memes más audaces para no estallar en angustia. Pero lo que se puede percibir como nueva actitud es cierta tendencia a luchar y no resignarse. Muchos compañeros del país que la pelean, que se organizan e intentan construir lazos de solidaridad, a pesar de la distancia generacional o geográfica, buscan una salida colectiva. A pesar de tantas pérdidas y constantes pesares, la fuerza de los trabajadores surge primero como briza para convertirse en un ventarrón de cambio.

Zona Oeste: Reincorporación en la 620

En la Zona Oeste, la línea 620 es el botón de muestra de esta cadena de opresiones (para nada fortuitas) que ocurren en todas las líneas del conurbano.

Desde el asesinato de Leandro Alcaraz en 2018, en los medios comenzó a hacerse eco de las condiciones de trabajo, sobre explotación y asesinatos atroces. Ante estos hechos, sólo se hicieron públicas las cuestiones de asesinatos y “violencia”. Las familias del transporte para no dejarlos como actos aislados de “inseguridad”, golpearon puertas de municipios, de las autoridades y funcionarios y también de medios masivos de comunicación; desde ya, se reclamó a delegados y al sindicato, pero nadie dio respuestas reales. Ante este abandono, la única salida que encontraron las trabajadoras y los trabajadores fue la asamblea y cortes en la Ruta 3 con bombos, unidades paradas y quemando gomas (por kilómetros o en Gral Paz). Lo mismo cuando asesinaron hace un año a Pablo Flores, trabajador de la empresa Almafuerte.

En este caso la represión policial fue más feroz por parte de la policía de Virrey Del Pino. Sin embargo, la represión cotidiana, la de los empresarios del transporte (junto con la conducción de UTA) se intensificó cada vez que los compañeros ponían la cara y denunciaban las condiciones en que se trabaja. El transporte público de pasajeros debe ser un derecho para el conjunto del pueblo trabajador, pero que desde la lógica empresarial es lo mismo de siempre: negocios en base a recibir subsidios, nada de inversión y régimen de sobreexplotación.

A fines de febrero de este año el compañero Luis Gomez fue perseguido por los empresarios y sus lacayos (los delegarcas) logrando que por la maldita 245 lo despidan sin causa. Esto es una forma de decir. La causa es que el compañero no se resigna al régimen imperante de la empresa y comenzó a organizarse con otros. Ante esto la respuesta de los compañeros fue

bloquear el acceso de la cabecera que luego se convirtió en la solidaridad distintas líneas de la zona y compañeros de base. El ministerio de trabajo llamó a las partes a conciliación

obligatoria por 15 días, pero con el compañero en el puesto de trabajo. Sin duda no habría sido posible sin la organización de los compañeros de la 620, que expresaron la bronca no sólo contra la empresa sino contra los “delegarcas” que festejaban el despido.

Zona. Sur: 540 553 contra el abandono a los choferes y al público pasajero

La continuidad de la lucha se dio casi en simultáneo en otros puntos. En la zona de puente la Noria los trabajadores de las líneas 540 553 realizaron una protesta contra las paritarias a la baja sumándole el reclamo de condiciones de seguridad para los choferes y pasajeros dado que se vienen reiterando hechos delictivos en las unidades poniendo a todos en peligro. En dicha jornada apoyaron otras líneas de distintas zonas bonaerenses y se puso sobre la mesa la necesidad de pelear unificados contra la patronal y lo que decide la UTA a espaldas de la mayoría.

Se viaja como ganado

En la línea 203 (Moreno a Puente Saavedra) se hicieron denuncias por medios masivos de comunicación sobre cómo los pasajeros parados van como ganado al matadero. Al hacerse públicas las imágenes y testimonio de los los trabajadores, la UTA sacó un comunicado llamado “Estado de Alerta” donde les piden a las empresas que resuelvan el problema del amontonamiento de los pasajeros, cuando en realidad no denuncian la sobre explotación de los trabajadores y la exposición al virus dado que con menos unidades deben levantar a miles de trabajadores desesperados para llegar al trabajo o a sus hogares.

Esta situación desde ya está sucediendo en toda la zona bonaerense y se invisibiliza tanto la responsabilidad de los empresarios como los delegarcas.

Básico de 100.000 pesos

Ser parte del plan vacunación por ser esenciales

El respeto del CCT 460/73. Igual salario por igual tarea cabinas blindadas

Democracia sindical y reforma del estatuto de la UTA

Condiciones de salubridad y respeto del protocolo sobre cantidad de pasajeros parados.

Reincorporación de los despedidos y perseguidos Por una Obra Social digna

.

El Comba N°1126 26 de Marzo 2021

Argentina: ¿UN PAÍS INDUSTRIAL?

Nuevo Boletín de Noticias!

Canal YouTube

Buscar en esta página

El Marxismo-Leninismo, Santucho y el PRT hoy

El Salario No es ganancia. Es pérdida.

PDF para descargar, imprimir y difundir. Descargar folleto en PDF

Volante Nacional Marzo 2020

UNA SALIDA POLÍTICA EN MANOS DEL PUEBLO

Archivos