La dignidad se conquista desde las bases 

28/03/2021
Por
Compartí este artículo

Petitorio, denuncia y movilización de la comunidad educativa de la Escuela Secundaria N°43 de Merlo, pcia. de Bs. As.                                                                                                             

“A.  D.G.C.E, inspectores y autoridades municipales:   Los integrantes de la comunidad educativa de la Escuela Secundaria Nº43, domiciliada en la calle Miller 696, de Libertad, Merlo, en uso de las facultades otorgadas por el artículo nº43 de la Constitución Nacional, nos dirigimos a ustedes, con el motivo de presentarles un reclamo colectivo.

Somos un grupo, familias, docentes, auxiliares y jóvenes comprometidos con la educación pública y a su vez comprometidos el uno con el otro.  Somos familias de una comunidad que, por generaciones, hemos constituido docentes, auxiliares, padres alumnos y ex alumnos de la escuela y que hoy nos entristecemos al pasar por la puerta de nuestra institución y ver el estado deplorable en que se encuentra.  

Hace aproximadamente un año, nuestra escuela fue violentada e incendiada.  Al día de la fecha no tenemos respuestas sobre el inicio de los arreglos necesarios, si bien la obra de gas comenzó, todavía se encuentra pendiente la obra principal. Cabe destacar que parte del sector incendiado había sido pintado por las y los egresadas/os y que junto a los trabajadores auxiliares buscaron dejar en condiciones la querida escuela para el inicio del presente año lectivo.  El sector de los sanitarios fue construido gracias a la movilización de las familias, lo que nos permitió tener baños para jóvenes y adultos por separado hoy se encuentran rotos con sus paredes salpicadas y derruidas con los restos de pintura que con mucho sacrificio se había comprado para que la escuela se vea mejor. El sector de la cocina que representa para nuestra comunidad un lugar de encuentro y solidaridad, donde se reunían jóvenes, docentes y padres participando en proyectos de cocina, actividades solidarias como el roperito comunitario o charlas informales e iniciativas sobre diversas actividades comunitarias hoy totalmente en ruinas.  

Durante el ciclo lectivo 2020 y a pesar de las dificultades por el inicio de la pandemia del Covid 19 logramos organizarnos para asistir a muchas familias y a los estudiantes contribuyendo con materiales y reprogramación de clases, también con la implementación de jornadas solidarias para juntar alimentos, vestimenta y útiles y ayudar a quien los necesitara. 

El inicio del ciclo lectivo 2021 se presenta aun, con más dificultades que las que hemos tenido en 2020 puesto que las penosas condiciones en las que esta nuestra querida escuela hacen que no se pueda cumplir con su función a la vez que causa verdadera indignación en las familias, los alumnos, los padres, los docentes, los auxiliares y los jóvenes que la hemos sostenido por años. 

  Por todo lo anteriormente expuesto solicitamos a las autoridades pertinentes el inicio inmediato de las obras necesarias para poder abrir nuevamente las puertas de nuestras querida Escuela Nº43. Nuestro requerimiento también se hace respecto de la provisión del mobiliario necesario para nuestros estudiantes, los insumos suficientes para resguardar la salud de la comunidad en el marco de la pandemia y la instalación de un sistema de alarmas que nos permita proteger el edificio, ya que a pesar de encontrarse como ya fue expuesto, en los últimos meses, ha sufrido el robo del cableado de la instalación eléctrica.  

Este pedido, con fecha del 17 de febrero, todavía no tiene respuesta.

Durante el 2020 y a pesar del presupuesto aprobado para su arreglo, las autoridades municipales con Gustavo Menendez a la cabeza, no se hicieron eco de la demanda y ningunearon a más no poder toda posibilidad de soluciones. Y no sólo en este caso. Por ejemplo, las escuelas N°55 y la N°37 (entre otras) también están cautivas de estas políticas de Estado.

Días atrás se realizó una asamblea de la comunidad educativa de la escuela N°43 en función de tomar una iniciativa frente a la desidia del municipio. En esa asamblea que se llevó a cabo en la plaza frente al colegio, se hicieron presente las autoridades del Consejo Escolar de Merlo, con la señora Barrionuevo al frente.

Con un estilo propio de una banda de matones, gritos intimidatorios e insultos denigrantes, llegaron incluso a amenazar con sumarios y expulsiones a las y los docentes si no continuaban las clases.

Estas personas que se hacen llamar “representantes del pueblo”, funcionarios de un Estado parasitario, pretendían obligar a toda la comunidad a que se dicten clases en el resto de las aulas que no estaban quemadas. Cosa que a los pocos días del inicio de las clases se evidenció como impracticable y una verdadera aventura de riesgo para estudiantes y docentes.

No es el primer caso de este tipo de conductas frente a las sanas preocupaciones de nuestro pueblo. La bronca se acentúa y crece la necesidad de enfrentar toda esta ignominia del Estado burgués desde la lucha de las bases. La iniciativa tomada por la asamblea es la movilización y la denuncia en las calles frente a este vergonzoso hecho, llamando a sumarse a la movilización del miércoles venidero.

“La escuela secundaria N°43 de Merlo hace 13 meses sufrió un hecho de vandalismo que provocó el incendio de la mitad del establecimiento. Pasado más de un año -cuando debemos volver a la presencialidad, en plena crisis sanitaria- las instalaciones siguen igual.

Desidia y maltrato, que pensábamos superados, se vuelven a imponer desde el actual gobierno.

Por escuelas dignas que cumplan los doce puntos de habitabilidad como corresponde ¡¡Basta de escuelas bomba!! Asamblea permanente por la escuela digna”.

.

El Comba N°1126 26 de Marzo 2021

Argentina: ¿UN PAÍS INDUSTRIAL?

Nuevo Boletín de Noticias!

Canal YouTube

Buscar en esta página

El Marxismo-Leninismo, Santucho y el PRT hoy

El Salario No es ganancia. Es pérdida.

PDF para descargar, imprimir y difundir. Descargar folleto en PDF

Volante Nacional Marzo 2020

UNA SALIDA POLÍTICA EN MANOS DEL PUEBLO

Archivos