Muerte obrera en el parque industrial de Quilmes: cuando se puede evitar no es accidente. ES ASESINATO LABORAL

(La siguiente nota está basada fundamentalmente en el Boletín DESTRAS DEL VIDRIO N°2 y 3 que nuestro Partido impulsa en una zona proletaria cercana al Parque Industrial de Quilmes).

Yonatan Godoy era un obrero que falleció al explotar un caño de gas sobre el cual se encontraba trabajando. Yonatan se encontraba haciendo las tareas habituales en la planta de la empresa metalúrgica DALAFER que se encuentra dentro del Parque Industrial de Quilmes. El hecho ocurrió el miércoles 5 de octubre pasado.

Esta empresa se dedica al reciclado de materiales de residuos tecnológicos, ferrosos, cables y otros.

Al obrero Yonatan Godoy, le quitaron la vida, mandándolo a realizar una tarea sin las correspondientes medidas de seguridad y los elementos que correspondían para dicha actividad. Yonatan tenía que poner en desuso un caño, que contenía algún tipo de componente explosivo. Ese caño como muchos otros materiales, dentro del predio, no tienen ningún tipo de control. Al intentar reducir ese caño con las herramientas que se tiene a mano para este tipo de actividad, y con cero medidas de seguridad que brinde la empresa, se produce la explosión que hace volar a Yonatan por el aire alrededor de 25 metros.

Cuentan compañeros de trabajo que “fue terrible… Jonathan voló y su cuerpo se partió al medio”. Así de cruda y violenta fue la situación vivida por decenas de obreros. Muchos de los cuales pasaron a tener asistencia psicológica y tuvieron que sacar licencia psiquiátrica.

Por decenas se cuentan los casos de obreros y obreras que dejan la vida en las fábricas o empresas, donde la inmensa mayoría de los casos son producto de la negligencia y desidia patronal.  Y acá hay que decirlo con todas las letras: SI SE PUEDE EVITAR NO ES UN ACCIDENTE ¡ES ASESINATO LABORAL!

Poco tiempo antes hubo otro caso que se encuadra en asesinato laboral, en otro Parque Industrial, el de Burzaco. Donde el obrero metalúrgico Saturnino Crespín agonizó varios días hasta morir producto de las quemaduras que le produjeran la explosión de un horno en la empresa Fundición San Cayetano. ¡El compañero se prendió fuego! que sus compañeros a duras penas pudieron apagar. ¡TERRIBLE!

Acá hay que ser claros: el crecimiento de los índices de ocupación de los trabajadores y trabajadoras, que pintan en las estadísticas, viene de la mano de mayores niveles de flexibilización laboral, de mayores niveles de explotación, que se ve materializado en condiciones laborales precarias e inseguras. Y esta política de la burguesía es posible por la complicidad directa de la inmensa mayoría de las conducciones sindicales, y obviamente de las políticas rastreras y antiobreras de cada gobierno de turno (sean del color que sean).

Acá el único objetivo de la burguesía es flexibilizar las condiciones laborales a cualquier precio.

¿Yonatan es el único caso en DALAFER? No. El 4 de abril de 2021, Nicolás (obrero de la misma fábrica) estaba desarmando un motor de auto y le saltó un resorte que lo golpeó violentamente en la cara y le destrozó parte de la misma. Nicolás, lo puede contar, pero las secuelas en su rostro (con la mitad de la cabeza sensible, y en su cara el párpado de un ojo caído) son la expresión criminal de la precarización laboral.

¡A Nicolás nunca le dijeron que para desarmar ese motor había que hacerlo con una máquina especial!

Cuando pasó lo de Nicolás estuvo tirado 1 hora porque la empresa no tenía ningún servicio médico. A partir de la gravedad de lo ocurrido pusieron un servicio de primeros auxilios. Nico estuvo más de 1 año con ART, ¡hasta que lo despidieron!

Lavarse la cara y “las manchas de sangre”.

No obstante, luego de este episodio irresponsable y criminal de la patronal sobre Nicolás, y antes del asesinato laboral de Yonatan, la empresa intentó lavarse la cara con propaganda en uno de los medios masivos de comunicación de la burguesía: en TELEFE salió, en Julio de 2022, una nota intentando mostrar la empresa familiar ejemplar y responsable. Explotadores, miserables y ahora asesinos, eso es lo que son. Pero acá también, no solo los patrones (burgueses) son responsable y asesinos, sino que, hasta el jefe de compras, entre otros, tendrá que responder por este crimen.

¡¡Que quede claro: la familia de Yonatan NO arregló nada con la empresa!! Se abre ahora la etapa de organización para imponer la necesaria justicia.

(Hasta acá parte de lo ya publicado en nuestros 2 Boletines)


Al momento de salir esta nota la empresa DALAFER, con total impunidad y con la complicidad desde el primer momento del sindicato (UOM), ha despedido a cada obrero que se reintegra luego de la carpeta psiquiátrica y ha sumado otros despidos: en total son 12.

La complicidad es total y muestra su verdadera cara. A la alianza patronal-sindicato se suma la justicia. Donde la fiscal Claudia Vara asume en la causa en forma rara. Y en base a un solo testimonio, que le tomó a un obrero, desestima la denuncia y no le da lugar intentando de esta forma cerrar la causa. O sea: lo hace planteando abiertamente que Yonatan fue el culpable de su propia muerte. No solo que esta fiscal es una caradura sino en forma alevosa e impune jugó un papel abiertamente del lado de la patronal (y no es la primera vez que lo hace). Una fiscalía “seria” tiene que investigar bien que es lo que pasó y que llevó a Yonatan a manipular un caño explosivo sin saberlo.

Pero en medio del dolor nació la organización de base. Luego de un necesario tiempo de asimilar el golpe y mitigar un poco el dolor profundo, de la mano de la familia comenzaron las acciones y las actividades.

Una primera acción, que llevaron adelante familiares y amigos/as de Yonatan Godoy fue una pegatina de centenares y centenares de afiches en la entrada del Parque Industrial, por la avenida Pasco, Camino Gral. Belgrano, en la puerta de algunas metalúrgicas, en el barrio la IAPI (barrio de donde se crió Yonatan), entre otros lugares. A lo que se sumaron decenas de pintadas con aerosol.

El 21 de diciembre se llevó adelante una jornada de propaganda y agitación frente a la entrada del Parque Industrial donde se repartieron a otros trabajadores del Parque y a los autos que pasan por el frente, volantes contando y denunciando lo sucedido, y exigiendo justicia.

Esta actividad se realizó con la presencia de alrededor de 40 personas entre familiares y amigos/as que mientras repartían los volantes cortaban con banderas Camino General Belgrano al ponerse en rojo el semáforo.

Y el pasado 13 de enero se organizó un campeonato de fútbol masculino para recaudar fondos y realizar un mural en la esquina donde “paraba” Yonatan. Se anotaron 18 equipos, donde la actividad fue también parte de una jornada de difusión. Un dato a tener en cuenta es que el campeonato se realizó en el Club Zapiola (Club que está atravesando un intento de desalojo), donde se prestó en forma totalmente solidaria y se le dio la familia y amigos/as las instalaciones del buffet para que recauden el máximo posible de dinero.

Hasta acá parte de la primera etapa de acciones que se complementará con una segunda volanteada en la puerta del Parque en estos días venideros, con un nuevo volante. Y de no cambiar la actitud abiertamente cómplice de la justicia se tendrá que realizar una movilización a la fiscalía.

Desde el PRT, como destacamento revolucionario de la clase obrera, no solo expresamos nuestra solidaridad con la familia, los amigos/as y compañeros/as. Sino que asumimos nuestro compromiso en acompañar esta lucha, levantando las consignas proclamadas por el espacio de familiares, amigos/as, vecinos/as y compañeros/as que vienen organizando desde abajo cada acción y actividad.

– BASTA DE EMPRESARIOS USUREROS, EXPLOTADORES Y ASESINOS.

– BASTA DE PRECARIZACIÓN LABORAL.

– VAMOS A LUCHAR PARA QUE SE INVESTIGUE A FONDO Y PAGUEN CON CÁRCEL LOS CULPABLES Y SUS CÓMPLICES.

– VAMOS A LUCHAR POR LA MEMORIA DE YONATAN.

Y de la mano de lo dicho anteriormente, también queremos expresar que hechos como estos acrecientan nuestro profundo odio de clase. Y decimos que, al desprecio hacia la vida humana, que profesa la burguesía en pos de sus ganancias, le tenemos que responder con la justa y necesaria rebelión de la clase obrera, organizada desde las bases en forma independiente.

Compartí este artículo

Deja una respuesta